Novedades

Los secretos del león de fuego en la inauguración del estadio de Estudiantes

Aquellos que asistieron a la inauguración del Estadio José Luis Hirschi no se olvidarán fácilmente de esa histórica noche. Miles y miles de fanáticos pinchas se emocionaron hasta las lágrimas por la gran vuelta a 1 y 57, algo tan añorado por todo el pueblo pincharrata.

El evento estuvo a la altura de las consecuencias. Los momentos emotivos protagonizaron la noche, pero también hubo momentos de novedades y sorpresas que dejaron a más de uno con la boca abierta.

Uno de estos momentos sin dudas fue la aparición de un león de fuego en el Estadio, que caminó por el techo de las tribunas hasta llegar al campo de juego y rugir como sólo un fanático de Estudiantes sabe hacer.

La aparición del animal envuelto en llamas se llevó todos los flashes y tuvo una gran repercusión a nivel mundial, tanto en redes sociales como en el boca a boca del ambiente futbolístico. Es que, por lo menos en Argentina, no se acostumbra a ver este tipo de hologramas.

Desde los más pequeños hasta los mayores, quedaron impresionados cuando apareció semejante figura escoltado por fuegos artificiales que salían de atrás de las tribunas. A pesar de que el show duró unos pocos segundos, atrás del espectáculo hubo cuatro meses de trabajo y muchas personas involucradas.

Sergio Neuspiller, fue el encargado de comandar el proyecto. Es el líder de la empresa Full Dimensional quien ya era conocida en el ambiente porque había realizado una animación similar para el Museo del Vino de Francia. En ese caso se trató nada más y nada menos, de un Gardel Holográfico.

Esta vez, quisieron ir más allá, y aceptaron la propuesta de la productora encargada del evento de inauguración e intentaron realizar algo parecido al dragón volador que se usó en Corea del Sur para la inauguración de un estadio de béisbol.

Claramente no fue un trabajo fácil. Los primeros dos meses fueron de búsqueda: Necesitaban las herramientas para realizar semejante animación por primera vez en el país y calcular el presupuesto que iba a costar el proyecto. Los restantes dos meses, produjeron el león, lo animaron y lo probaron en el estadio varias veces. 

«La primera vez que lo pusimos en el estadio, fue justo al atardecer en esa hora mágica, y ahí dijimos esto va a quedar fantástico. Se torna algo magnificente cuando lo ves en el tamaño. Ahí tomás idea de las dimensiones. Lo probábamos en una maquetita y se veía algo diminuto en la pantalla; no traducía la emoción que tradujo ahí. Ni que hablar cuando lo escuchamos rugir en el sistema de parlantes del estadio. Eso le agregó un condimento extra”, comentó el líder del proyecto. 

La primera idea fue un león rojo que proyectaba sombras, pero con el correr de los días la animación se fue transformando hasta llegar a la imagen que recorrió el mundo.  

Los secretos del león

«Las acciones como rugir y demás se manejan por un joystick, aunque caminar estaba preprogramado. La cámara es en vivo, no hay una cámara fija acá. La cámara del león (en el programa) es esclava de la cámara del camarógrafo real”, informó Sergio Neuspiller.

El león, que sólo se pudo ver por las pantallas grandes del estadio, quedará guardado en la retina de cada persona que asistió al evento, y por qué no, de cada uno que lo vio desde su casa.

Fuente: Infobae