Deportes

«9-12 eterno»: Los festejos de River por el primer aniversario de la final de Madrid – Parte 1

Desde la dirigencia hasta los jugadores, pasando por el cuerpo técnico, River armó una fiesta que comenzó en las últimas horas del domingo y terminó el lunes por la noche

Apenas Patricio Lousteau dio el pitazo final que decretaba la victoria de San Lorenzo sobre River en el Monumental, en la pantalla del estadio comenzó la cuenta regresiva hasta las 12 de la noche, hora donde comenzaba la fiesta riverplatense. Es que en ese momento comenzaba el primer aniversario del día más importante en la historia de River.

Rápidamente las luces del Antonio Vespucio Liberti se apagaron y la reciente derrota frente al equipo de Diego Monarriz quedó totalmente olvidada pese a la bronca de cómo se dio el partido. River intentó por todos los caminos (hasta malobró dos penales) pero no pudo quebrar la muralla impuesta por Sebastián Torrico y los defensores azulgranas que hicieron de todo por salvar su arco.

La conducción del show estuvo a cargo de Mariano Iúdica y Luciana Rubinska. Pese al pedido de los hinchas por redes sociales para que Iúdica no fuera el encargado de conducir el evento, la dirigencia millonaria optó por mantenerlo y el conductor fue duramente silbado cada vez que se pronunciaba por el micrófono.

Cuando faltaban 10 segundos para que comience nada más y nada menos que el 9 de diciembre, todo el estadio acompañó el conteo hasta llegar a cero. Abrazos, gritos y el ya clásico «¿Qué es lo que quiere la Chola»?  con Los Palmeras en vivo se sumaron al eufórico y triunfante bullicio. Los fuegos artificiales que salían desde afuera y desde dentro del estadio completaban el inolvidable cuadro.

Cuando los conductores anunciaron que se iba a transmitir un video, las miradas de las más de 70000 personas que no se movieron después del partido, se dirigieron hacia la pantalla grande del Monumental. El video contó con imágenes inéditas de hinchas de River y del partido en Madrid. Ante cada gol millonario, la gente acompañaba con el clásico grito sagrado.

Siempre se dice que las patas para que un proyecto futbolístico tenga éxito son 3: jugadores, cuerpo técnico y dirigentes. En River lo entienden de esta manera, tal es así, que al centro de la cancha pasaron Leonardo Ponzio, Marcelo Gallardo (con micrófono en mano) y Rodolfo Donofrio. El DT fue el encargado de decir unas palabras.

Al muñeco se lo vio todavía masticando bronca por el partido perdido, pero también emocionado por lo que estaba viviendo. Luego de agradecer a los jugadores, al presidente y en especial a la gente, dejó en claro que pese a perder varios partidos, la gloria obtenida por el encuentro ganado hace (ahora sí) hace un año, nadie se loas va a quitar.

Y luego, en una imagen que quedará grabada en la memoria de todos los riverplatenses que estaban en el estadio pero también de quienes lo vieron por televisión, Marcelo Gallardo cantó junto a la gente la canción que domingo a domingo cantan los hinchas millonarios, en la cual le agradecen a la gente por ganarle a Boca y salir campeón.

Pero la noche no terminó ahí. Sobre una tela blanca que ocupó todo el campo de juego se transmitió el camino de River desde la fase de grupos hasta la final más larga de la historia debido a la suspensión de dos partidos: Uno por lluvia en La Boca y otro por agresión a los jugadores de Boca en Núñez. El video incluyó de todo: desde imágenes con los goles millonarios a medida que avanzaba la copa hasta memes de Benedetto sacándole la lengua a Gonzalo Montiel en el festejo de gol en Madrid.

La noche cerró con la banda que ya se convirtió un clásico riverplatense, luego de tocar en la previa de la final de la Copa Libertadores 2019 Turf. Al escenario ocupado por los cantantes con prendas de River, subieron los jugadores para saltar y cantar junto a ellos. Javier Pinola tomó la guitarra y Enzo Pérez el bombo para que siga la fiesta.

 

Luego del show, los hinchas de River se retiraron a sus casa con sueño y cansados, pero felices por haber estado presentes en el histórico festejo. En los parlantes del Monumental sonaba el himno millonario.